martes, 30 de agosto de 2016

TIENES TODO EN TI PARA SER FELIZ.

Necesidades emocionales
para conseguir la felicidad en el exterior,
no hay ninguna;
puesto que tú eres el amor
y gozándote en él
vas a ser realmente feliz,
sin agarraderas ni deseos,
puesto que tienes en ti
todos los elementos para ser feliz.

lunes, 29 de agosto de 2016

MIRA DENTRO DE TI.

Mira dentro de ti,
entiende que existe
un generoso reino 
de felicidad autosuficiente.
Tú no lo habías encontrado antes 
dentro de ti,
porque tu atención
estaba volcada
hacia las cosas en que crees,
o hacia tus ilusiones
con respecto al mundo.

domingo, 28 de agosto de 2016

SI COMPRENDIESES... EL AMOR APARECERÍA.

Si comprendieses tus deberes,
apegos,
atracciones,
obsesiones,
predilecciones,
inclinaciones,
y si te desprendieses de todo eso,
el amor aparecería.

sábado, 27 de agosto de 2016

NO TIENES QUE IMPRESIONAR A NADIE.

Tú no tienes que impresionar a nadie,
nunca más.
Estás completamente cómodo
con todo el mundo,
no deseas nunca más
nada de nadie.
El no cumplimiento de tus deseos
no te hace infeliz.

viernes, 26 de agosto de 2016

CUANDO NO HAY YO.

La raíz de todo sufrimiento
es el apegarse,
el apoderarse.
Apegarse no es más
que proyectar el ego,
el mío sobre alguna cosa.
Tan pronto como proyectas el yo en algo,
el apego se instala.
Cuando retiramos lentamente
las palabras "yo, mío, a mí"
de nuestras propiedades,
campos, ropas, sociedad,
congregación, país, religión,
de nuestro cuerpo, 
de nuestra personalidad,
el resultado es la liberación,
libertad.
Cuando no hay yo,
las cosas son lo que son.
Dejas que la vida
sea vida.

jueves, 25 de agosto de 2016

SI BUSCAS SER FELIZ.

Si buscas ser feliz,
procura no perseguir tus deseos,
porque ellos no son
respuesta para tu vida.
Para ser feliz,
abandona tus deseos
o transfórmalos,
entendiendo preferentemente
su limitado valor.
La realización de los deseos
trae alivio y bienestar,
no felicidad.

miércoles, 24 de agosto de 2016

NO ESTAR SOMETIDO.

Lo malo es
que la mayoría equipara la felicidad
con conseguir el objeto de su apego,
y no quiere saber que la felicidad
está precisamente
en la ausencia de apegos,
y en no estar sometido
al poder de ninguna persona
o cosa.